GUARDIA CIVIL

La Guardia Civil ha denunciado a una persona vecina de Ecuador, por dedicarse a la venta ambulante de productos pirotécnicos sin autorización y se han incautado de algo más de 2.000 petardos, durante la pasada “Festa do Monte Santa Trega” en A Guarda.

La venta de estos artificios pirotécnicos sólo puede realizarse en establecimientos autorizados y a mayores de 12 y 18 años, según las distintas clases.

Los efectivos de la Intervención de Armas y Explosivos de la Guardia Civil de Tui, que realizaron las inspecciones, se incautaron de 55 envases que contenían 2.775 unidades.

Los productos incautados son de la clase F1 y F2 que tienen una limitación de edad para su venta de 12 a 18 años. Los de la clase F1 son de baja peligrosidad, para su uso tanto dentro como fuera de edificios residenciales y los de la clase F2 tienen una peligrosidad media para ser utilizados al aire libre en zonas de gran superficie.

La venta de estos artificios pirotécnicos sin autorización administrativa constituye una infracción grave del Reglamento de Artículos Pirotécnicos y Cartuchería, y sus responsables pueden ser sancionados con multas desde 300 hasta 30.000 euros.

Las Intervenciones de Armas y Explosivos de la Guardia Civil, con competencias específicas en todo el territorio nacional, realizan inspecciones a lo largo del año en los establecimientos de venta de pirotecnia, intensificando estos controles en las fiestas populares que son más proclives a la utilización de estos productos.