La Guardia Civil inspeccionó los fuegos artificiales que esta noche iluminarán el cielo de A Guarda
ALFREDO // La Guardia Civil en el control de los fuegos artificales en el puerto de A Guarda

Los fuegos artificiales pondrán esta noche el colofón a las Festas do Monte de A Guarda. Pero para que todo salga bien y no haya que lamentar males mayores, la Guardia Civil realizó una exhaustiva labor de control de los explosivos que la empresa pirotécnica lanzará, a las 00:00 horas de esta noche, al cielo de A Guarda.

Los agentes de la unidad de Intervención de Armas y Explosivos de la Comandancia de la Guardia Civil de Pontevedra efectuaron la inspección de los fuegos artificiales en el puerto de la villa marinera. El cabo Amable, con décadas de experiencia en este tipo de inspecciones, explicó que a la hora de efectuar este tipo de actuaciones “la colaboración de los pirotécnicos con la Guardia Civil es absoluta”.

Además, todo espectáculo autorizado por la Subdelegación del Gobierno, como es el caso, tiene que estar verificado también por el Área de Industria y la Guardia Civil, “por si hay un accidente que se produzcan los menores daños posibles, lo único que buscamos es la seguridad” explica el cabo mientras revisa los más de 225 kilos de material pirotécnico que se utilizarán por la noche. La zona de seguridad, dependiendo del tipo de fuegos artificiales, es, en este caso, de 200 metros.

Los agentes comprobaron también que todos los datos sobre la procedencia, cantidad y la persona que va a tirar los fuegos son los mismo que figuran en la autorización de la Subdelegación. Después se revisa a conciencia todas las medidas de seguridad, así como el dispositivo de emergencia que se marca por protocolo por si hubiera algún imprevisto.

Al mismo tiempo, la Guardia Civil inspeccionó las barracas de los feriantes por si tienen a la venta petardos, ya que está totalmente prohibido su venta en lugares no autorizados que no tengan las mínimas medidas de seguridad.

Tras esta exhaustiva inspección, esta noche podremos disfrutar de una gran tirada de fuegos artificiales en un cielo completamente despejado.

ALFREDO