Material sanitario intervenido en Mos

Todas las empresas o personas que tengan en su poder material sanitario para combatir la crisis del Coronavirus, están en la obligación de ponerlo en conocimiento del Estado. Eso es lo que recoge el Real Decreto del Estado de Alarma declarado por el Gobierno.

Sin embargo, hay casos en los que, no sólo se incumple la medida al no notificarlo, sino que la Guardia Civil y la Policía están practicando registros e intervenciones ante la negativa de quienes niegan tener material sanitario y lo han escondido para hacer su agosto en pleno estado de alarma.

Eso es lo que ha ocurrido en Gondomar, donde la Guardia Civil ha intervenido cerca de 7.000 mascarillas en una empresa cuyo responsable no parecía tener la intención de ofrecerlas, ya que cuando los agentes acudieron el pasado miércoles a las instalaciones, éste les indicó que sólo tenía unas pocas para sus empleados.

En un primer momento aseguró que la semana pasada había hecho un último reparto de 6.000 mascarillas, pero cuando los agentes accedieron a la nave, localizaron decenas de ellas. El responsable de la empresa les dijo que iba a comprobar si realmente ya se había hecho el envío y fue entonces cuando hallaron las 6.000 unidades guardadas más otras 750 en las instalaciones.