Uno de los nuevos todocamino de la Guardia Civil

El delegado del Gobierno en Galicia, Santiago Villanueva, y el general de la XV Zona de la Guardia Civil, Ángel Alonso Miranda, presentaron doce nuevos vehículos que se destinarán al servicio de seguridad ciudadana. Al acto también asistió el coronel jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Pontevedra, Miguel Estévez.

Los nuevos coches, de la marca Nissan (modelo X-Trail, con motor 1.6 ) serán repartidos entre las cinco Compañías de la Comandancia atendiendo a las necesidades de reposición, además de otro para la Compañía Fiscal del puerto y aeropuerto y otro para la Unidad de Seguridad Ciudadana. Por sus características, son vehículos de alta movilidad para la demarcación rural a la que van destinados y con motorizaciones diesel.

Los coches se han completado con los accesorios y extras que responden a las necesidades del servicio policial. Destacar que todos ellos incorporan las nuevas mamparas de seguridad extraíble. Una característica que les confiere una alta versatilidad como coche policial, ya que permite utilizarlo en modo patrulla o para el traslado puntual de detenidos.

Además, los vehículos disponen de: Sistema de Comunicación SIRDEE (Sistema de radiocomunicaciones Digitales de Emergencia del Estado), localización GPS, megafonía, sirena, puente de señalización prioritaria (conjunto de luces oficiales dispuestas en el techo del vehículo); defensas policiales y porta-defensas, linternas (con instalación de los pertinentes cargadores) y la pintura bicolor que caracteriza a los coches de la Guardia Civil.

El precio de cada unidad oscila entre los 37.000 y los 40.000 euros, en función de los accesorios.

A fecha de hoy, se han adjudicado 74 vehículos a las Comandancias de toda Galicia, con lo que queda completada la dotación anual.