GUARDIA CIVIL

Con motivo del dispositivo especial que se estableció el pasado fin de semana con ocasión de la «Festa da Arribada de Baiona», los efectivos de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil realizaron algo más de 1.500 pruebas de alcohol y drogas en la red viaria del término municipal de Baiona y su comarca.

En el marco de este dispositivo de seguridad vial, cuyo objetivo era poner fuera circulación a aquellos conductores que habían bebido o consumido alcohol y/o drogas, los efectivos del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Pontevedra, con el apoyo del Sector de A Coruña, realizaron un total de 1.521 pruebas para vigilar el consumo de sustancias psicoactivas, detectando 56 conductores que dieron positivo en alcohol y 18 en drogas.

Alcoholemias:

De los 56 conductores que dieron resultado positivo en las pruebas de alcoholemia, 53 fueron detectados en controles preventivos y los otros tres con ocasión de haber cometido otras infracciones a la Ley de Seguridad Vial.

Las sanciones por conducir con una tasa de alcohol superior a la legalmente establecida son de multa entre 500 y 1000 euros, y pérdida de entre 4 y 6 puntos del permiso. No obstante, si la tasa es superior a 0´60 mg/l (1´20 g/l en sangre) constituye un delito castigado con pena de prisión de 3 a 6 meses o multa de 6 a 12 meses y, en todo caso, retirada del permiso de 1 a 4 años.

Drogas:

En controles indiciarios de drogas se detectaron 18 conductores que supuestamente habían consumido estupefacientes, cuyos resultados están pendientes de confirmar por el laboratorio.

Se reitera, una vez más, que la ley prohíbe conducir con presencia de drogas en el organismo del conductor, quedando excluidas las sustancias que se utilicen bajo prescripción facultativa y con una finalidad terapéutica. Esta infracción catalogada como muy grave está castigada con una sanción de 1.000 € y la retirada de 6 puntos.

Otras Intervenciones:

Además de las actuaciones anteriores y en aplicación del plan integral de vigilancia, se formularon 57 denuncias por exceso de velocidad, 23 por no utilizar el cinturón de seguridad y hacerlo incorrectamente, 8 por hacer uso del móvil o distracciones en la conducción y por conducir de forma negligente.

Dentro del mismo orden de actuaciones preventivas de seguridad vial destaca el hecho de que no se registró ningún accidente de circulación de importancia.

FUENTE: GUARDIA CIVIL

GUARDIA CIVIL