La nueva Escola Infantil de A Guarda, perteneciente a la red pública autonómica, recibió un total de 43 solicitudes de matriculación para el próximo curso 2022-2023, el primero en el que este centro entrará en servicio y también el primero en el que la atención educativa será gratuita para todos los niños. El Consejo escolar evaluará ahora las peticiones cursadas y, tras el proceso de reclamaciones, el listado definitivo de admitidos se publicará el próximo 31 de mayo.

En paralelo, la Xunta avanza en los trámites para la puesta en marcha de la escuela en el mes de septiembre. Con las obras del inmueble completamente finalizadas, en estos momentos está licitado y pendiente de adjudicación tanta equipación como la gestión del servicio. En los trabajos del nuevo centro se invirtieron 845.000 euros (incluido la equipación); de los cuales la Administración autonómica sufragó más del 60% a través de fondos Feder, y el Concello aportó el resto.

La escuela, de 41 plazas de 0 a 3 años repartidas en tres unidades, es un edificio nuevo de dos plantas que sustituye a dos inmuebles en desuso de la década de los años 60 del siglo pasado, las cales albergaban las viviendas para el profesorado y el comedor del antiguo colegio Manuel Rodríguez Sinde.

Aulas en la planta baja

En la planta baja se emplaza la zona para dejar las sillas de los bebés; el despacho de dirección; las aulas; un espacio de usos múltiples; las áreas de higiene (incluido un aseo adaptado); las zonas de descanso; la cocina y el patio de juegos. La primera planta contiene los usos auxiliares de la escuela: la sala de juntas; oficina; vestuarios y almacén.

La construcción y puesta en funcionamiento de esta nueva escuela es fruto del convenio de colaboración firmado en junio de 2020 entre la Consellería de Política Social, a través del Consorcio Galego de Servizos de Igualdade e Benestar, y el Concello de A Guarda.