Con el incremento del volumen de turistas y tráfico circulando por el término municipal tudense, la Policía Local de Tui ha iniciado una campaña de controles de vehículos y conductores para garantizar la seguridad en las calles del municipio, en los que se han detectado conductores que están siendo investigados por presuntos delitos contra la seguridad vial.

Esta campaña, iniciada el pasado sábado, día 10, se saldó en la primera jornada con la investigación de un conductor por un presunto delito de negativa a someterse a las pruebas de detección alcohólica y conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas, recogido en el artículo 383 del Código Penal, que tiene penas tanto económicas como privativas de libertad.

El lunes día 12, los agentes interceptaron a un conductor que circulaba sin haber obtenido nunca un permiso de conducción, por ello se le han abierto las correspondientes diligencias policiales remitidas a sede judicial.

Del mismo modo, el día 14, en un control rutinario de documentación de vehículos, un conductor que había presentado a los agentes el permiso de conducción físico se comprobó en la base de datos que carecía de dicho permiso por perdida de vigencia.

Ambas acciones se encuentran tipificadas en el Código Penal, en su artículo 384 como un presunto delito contra la Seguridad Vial, cuya sanción puede acarrear una pena, tanto económica como de prisión.

En el mismo marco de actuaciones, los agentes han detectado a un conductor que circulaba bajo con la presencia de drogas en el organismo y un conductor de avanzada edad que circulaba con el permiso de conducción retirado por perdida de aptitudes psicofísicas.

A la vista de los hechos descritos anteriormente, desde la Policía Local de Tui recomiendan a los conductores de los vehículos que revisen y actualicen tanto su documentación como la del vehículo, así como la conducción responsable, toda vez que dichas conductas pueden acarrear graves consecuencias penales, además de poner en peligro a los demás usuarios de la vía.