Agentes de la Policía Local de Tomiño en el dispositivo especial de la Makrofesta

El pasado sábado se celebró en Tomiño la “Makrofesta 2016” que congregó a cientos de jóvenes que se acercaron hasta el recinto de las fiestas del Alivio para pasar una noche de diversión.

Con tal motivo, la Policía Local de Tomiño estableció un servicio especial con el objetivo de garantizar, tanto la seguridad ciudadana, como la de evitar el consumo de alcohol al volante.

Para ello fueron puestos a disposición de los conductores interesados varios etilómetros con objeto de que conocieran si estaban en condiciones de poder conducir.

El dispositivo especial culminó con 356 pruebas voluntarias, de las cuales 43 resultaron positivas siendo la de mayor tasa de 1,43 gramos de alcohol en sangre, quintuplicando la tasa permitida.

Según los agentes que realizaron las pruebas voluntarias muchos de los jóvenes que dieron positivo admitían que no estaban aptos para conducir y esperaban a que desaparecieran los síntomas o que otro amigo se hiciese cargo del vehículo.

Ya en el control preventivo de alcoholemia se cursaron 5 denuncias por circular con una tasa de alcohol en aire espirado superior a 0,25 mg/l, que es la reglamentariamente establecida, y que conllevan la multa de 1.000 euros, y la perdida de hasta 6 puntos.

Al margen de las denuncias formuladas por incumplimiento de las normas de la Ley de Tráfico y Seguridad Vial, se cursó una denuncia a la ley de Seguridad ciudadana por alteración del orden y falta de respecto y consideración a miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, por lo que será tramitada a la Subdelegación del Gobierno de Pontevedra.