La próxima primavera se pondrá imagen al nuevo puente peatonal entre Tomiño y Vila Nova de Cerveira

La imagen del nuevo puente peatonal transfronterizo entre Tomiño y Vila Nova de Cerveira se conocerá la próxima primavera.

Según anunció el diputado de Cooperación Transfronteriza Uxío Benítez, la Diputación de Pontevedra viene de aprobar en el día de hoy las bases del concurso internacional de ideas que buscará “las mejores y más innovadoras y enriquecedoras propuestas” para unir los dos países a través de un viaducto para peones y ciclistas que permitirá crear un espacio público común en el Parque Transfronterizo del Castelinho-Fortaleza.

El nacionalista explicó en la presentación pública del europarque celebrada hoy en Portugal que en los próximos días el concurso de ideas saldrá anunciado oficialmente en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP), abriendo un plazo de 60 días naturales para que arquitectos, ingenieros o equipos profesionales de ámbito internacional presenten sus propuestas.

Los aspirantes deben demostrar un amplio grado de conocimiento y una trayectoria profesional destacada en el ámbito del diseño estructural y desarrollo de puentes o pasarelas singulares, habiendo realizado en los últimos 15 años diseños y proyectos y direcciones de obra de al menos dos viaductos con un tamaño superior a 75 metros.

El concurso de ideas se desarrollará en tres fases, dijo Benítez. En la primera se seleccionarán las tres mejores propuestas de estudio técnico y los tres finalistas recibirán una prima de participación por importe de 10.890 euros cada uno. Los tres seleccionados serán invitados a participar en la segunda fase, que consistirá en un procedimiento negociado sin publicidad para la redacción del anteproyecto del puente. El contrato para redactar este anteproyecto se adjudicará al ganador definitivo por un importe de 54.450 euros antes del verano de 2018, cuando se solicitarán todas las autorizaciones e informes de los organismos perceptivos.

Finalmente, en la tercera fase, una vez entregado el anteproyecto y en caso de que la propuesta resulte viable y consiga los permisos necesarios que garanticen su ejecutabilidad, la Diputación encargará al ganador que redacte el proyecto constructivo definitivo, con un presupuesto máximo de 121.880 euros. Así, el ganador del concurso, podrá embolsarse un total de 187.220 euros entre primas, redacción de anteproyecto y proyecto constructivo.

La mejor propuesta será elegida por un jurado también conformado de manera internacional, en el que se dará representatividad a las escuelas técnicas, colegios oficiales y administraciones con competencias e intereses en el puente de ambos lados del río.