La reforma integral del mercado municipal de O Rosal llega a su recta final. La alcaldesa, Ánxela Fernández Callís, visitó esta semana las obras acompañada de los arquitectos responsables del proyecto para ver in situ la evolución de esta primera fase de la remodelación de las instalaciones, que comenzó el pasado mes de enero con el objetivo de recuperar un edificio emblemático de los años 50 y convertir la plaza de abastos en un espacio vivo que funcione cómo locomotora económica y social del núcleo urbano.

Estas obras son un paso máis no compromiso do Concello polo local, investindo na mellora e modernización dunhas instalacións que contribuirán a impulsar a venda de produto de proximidade neste histórico mercado e a promover actuacións que fagan o noso comercio máis atractivo e competitivo ao tempo que dinamizan o núcleo urbano”, destacó la regidora durante la visita al recinto.

Tras la remodelación, el mercado municipal contará con unas instalaciones adaptadas a las necesidades actuales y convirtiendo el espacio en un lugar más humanizado, confortable y atractivo, tanto para comerciantes como para usuarios. El mercado contará con cinco puestos comerciales en el espacio principal que se distribuirán en una isla central con dos puestos de fruta y huerta y en una franja lateral con carnicería, pescadería y un nuevo puesto en formato de tienda de conveniencia enfocado a la venta y promoción de productos locales.

Los trabajos de reforma del edificio contaron con una inversión de más de 207.000 euros a cargo del Plan Concellos de la Diputación de Pontevedra, de una subvención de Agader y de financiación propia del Concello.