ALFREDO // La Shtandar, y al fondo, las islas Cíes

Fascinados por el encanto y la belleza de la costa gallega y de Baiona, la Shtandart, una réplica de la fragata del siglo XVIII del Zar ruso Pedro I el Grande, visitó de nuevo la villa marinera en una pequeña escala de un día.

La Shtandart atracó este domingo en el muelle del Real Club Náutico de Baiona con 29 tripulantes a bordo de diferentes edades y nacionalidades y, esta mañana, ya partió de nuevo en su ruta por el Océano Atlántico.

La réplica del navío de guerra, es un buque escuela de tres mástiles construido en 1994, mide 34,5 metros de eslora y 6,95 de manga, que ya visitó la Real Villa el pasado dos de abril.

El navío ejerce la doble función formativa y de museo. El original fue ordenado construir por el zar Pedro I de Rusia, Pedro el Grande, en 1703, que fue su primer capitán y bautizó el buque, una de las joyas de la Marina rusa, como “El primogénito de la flota” del Báltico.

ALFREDO