La veda del pulpo en Galicia comenzará el 20 de mayo y finalizará el 4 de julio de 2016. Así se consensuó en una reunión de la comisión de seguimiento del plan de gestión del pulpo. Esta reunión estuvo presidida por el director general de Pesca, Acuicultura e Innovación Tecnológica, Juan Maneiro, y a ella asistieron representantes de la Federación gallega y de las federaciones provinciales de cofradías de Galicia.

En esta reunión se debatieron diferentes aspectos relativos a la gestión del pulpo en relación a los planes anteriores. Uno de los fundamentales es el período de veda. En un principio, la Administración lo fijó en dos meses, abarcando mayo y junio, según un compromiso anterior conseguido entre la Administración y el propio sector. El sector de forma mayoritaria proponía un mes.

A petición de los miembros del sector, la Consellería analizó la situación del recurso y constató que desde el inicio de la campaña del año pasado hasta diciembre, las capturas fueron escasas y, en contraste, comprobó que a partir de finales de diciembre hasta mayo, las capturas y el tamaño del pulpo fueron buenos y que su precio medio superó los 6 euros. Así, se decidió establecer la veda entre las 16:00 horas del viernes, 20 de mayo y las 06:00 horas del lunes, 4 de julio, después de consensuarlo con el sector y habida cuenta la situación del recurso. El objetivo es aprovechar el buen momento de estado de la especie con capturas abundantes y un bueno precio medio en el mercado.

Otro aspecto que se debatió en la reunión fueron los topes de captura, que se acordaron mantener cómo en el plan del año pasado y analizar con más detalle de cara a campañas posteriores. Es decir, desde el 4 de julio hasta el 30 de septiembre el tope sería 30 kg barco/día, más 30 kilos/día por cada tripulante enrolado y a bordo hasta un máximo de 210 kilos/día. En lo que resta de campaña, el tope será de 50 kilos embarcación/día más 50 kilos/día por cada tripulante enrolado y a bordo hasta un máximo de 350 kilos/día.

Además también se abordó la delimitación de las zonas de trabajo en función del tipo de embarcación y del número de nasas. Estas se mantienen cómo en el plan del año pasado atendiendo a la opinión de la mayoría de las cofradías. Las zonas son desde A Guarda hasta A Pedra do Sal (Caión), desde A Pedra do Sal hasta la isla de San Vicente y desde la isla de San Vicente hasta el Río Eo.

La identificación de las nasas fue otra de las cuestiones abordadas. Atendiendo a una propuesta de los representantes del sector, la Consellería acordó estudiar la optimización del sistema de identificación y añadir una serie de mejoras antes de entrar en vigor el plan de gestión. La resolución que establezca el plan de gestión se publicará antes del inicio de la veda.