El vicepresidente económico y conselleiro de Economía, Empresa e Innovación, Francisco Conde, remarcó hoy el compromiso de la Xunta con un desarrollo del sector eólico garantista y planificado, de modo que sólo saldrán adelante aquellos proyectos que cumplan con todos los requisitos técnicos, jurídicos y ambientales.

En una interpelación en el Pleno del Parlamento, Conde aseguró que la Xunta tiene claro que el futuro del sector eólico en Galicia debe pasar por una planificación ordenada, que permita acercar seguridad jurídica al sector, al mismo tiempo que da prioridad a un desarrollo compatible con el medio natural.

Con ese objetivo, la Administración autonómica decidió establecer una moratoria de año y medio, a partir del próximo mes de enero, para poder tramitar con las máximas garantías los 275 expedientes que hay ahora sobre la mesa y que suman 7200MW. Además, el 77,5% del territorio gallego está blindado, puesto que no se pueden implantar parques eólicos en espacios de la Red Natura ni tampoco fuera de las áreas del Plan sectorial eólico.

Del mismo modo, la Xunta ya informó negativamente medio centenar de proyectos tramitados por el Gobierno central, que suman más de 4000 *MW y que no serían admitidos a trámite de ser presentados en Galicia.

Por otra parte, para reforzar la compatibilidad con la protección del medio ambiente y las actividades del sector primario, Conde destacó que la Administración gallega propuso una nueva limitación en la distancia de los aerogeneradores con respeto a los núcleos rurales, urbanos o urbanizables, pasando de los 500 metros actuales a cinco veces a altura total del aerogenerador; por lo que, en un eólico de 200 metros, la distancia con respeto a las viviendas será de un kilómetro.

Junto con esto, apuntó que se están impulsando diferentes herramientas para acercar información a los municipios, a la ciudadanía y al resto de entidades interesadas: la red de información provincial de proyectos eólicos, que lleva 30 reuniones con los ayuntamientos; la Guía divulgativa de la tramitación de un proyecto eólico, disponible en web; y la Oficina de información a propietarios de terrenos, para informar sobre métodos y criterios de valoración, así como la normativa aplicable para la clasificación y cualificación del suelo.

Con respeto al proyecto del parque eólico Albariño I, en los municipios de Baiona, Oia y Tomiño, aseguró que no está autorizado y que dependerá exclusivamente de se ajusta a lo que dice la ley.

FUENTE: XUNTA DE GALICIA