La Xunta de Galicia, a través de la Consellería de Cultura, Educación e Universidade, está impulsando diversas mejoras de eficiencia energética, servicios educativos e infraestructuras en los colegios Plurilingüe Número 1, Número 2 y Randufe y en el IES San Paio, todos en Tui, con una inversión de 403.000 euros.

El delegado territorial de la Xunta en Pontevedra, Luis López, anunció estas actuaciones en una visita realizada en la compaña del alcalde de Tui, Enrique Cabaleiro, el jefe territorial de Educación, César Pérez, y responsables de la unidad técnica al CEIP Número 1, que va a ser el que reciba una mayor inversión, de 275.000 euros, para una doble actuación consistente en la renovación de todas las ventanas y el relevo de sus luminarias y falsos techos.

“Seguimos a investir de xeito constante na modernización dos centros educativos da provincia ao abeiro do Plan de Nova Arquitectura Pedagóxica e por iso imos acometer de inmediato todas estas melloras en tres colexios e un instituto de Tui para conseguir a súa plena eficiencia enerxética e outorgar unha maior confortabilidade e comodidade ás súas comunidades educativas”, señaló el representante autonómico.

Cuatro de estos proyectos ya se encuentran adjudicados y se ejecutarán en las próximas semanas con el objetivo de que estén finalizados antes de que comience el segundo trimestre del curso lectivo. En concreto, se trata de la renovación de luminarias y falsos techos del CEIP Número 1 por 47.654 euros, la misma actuación en el centro de Randufe por 47.959 euros, la renovación de los aseos del colegio Número 2 por 43.466 euros y la cubierta de los vestuarios del IES San Paio con una cuantía de 37.070 euros.

Por otra parte, el proyecto de mayor inversión, con un total de 227.000 euros, se corresponde con la renovación de las carpinterías exteriores y la reparación de filtraciones en el CEIP Plurilingüe Número 1, que ahora mismo está en fase de contratación con la baremación de las ofertas presentadas. Las obras tienen un plazo máximo de dos meses y se desarrollarán entre lo que resta de año y el comienzo de 2022 con un cronograma fijado para que los trabajos en el interior del inmueble se hagan en períodos no lectivos o fuera del horario escolar para no interrumpir las clases.

En concreto, las obras previstas consisten en el relevo de todas las ventanas por otras de carpintería de aluminio con doble vidrio, rotura de puente térmico y cámara de aire para incrementar la resistencia térmica y reducir la permeabilidad del aire en el interior del colegio. Asimismo, se van a mejorar las cajas de las persianas con aislamiento y, en lo que se refiere a la reparación de filtraciones, se acometerá el relevo de las celosías de hormigón prefabricado en el cierre de las escaleras por perfilería de fachadas con partes fijas y articuladas dotadas con vidrios dobles.