La Xunta de Galicia se reunió hoy con vecinos de la parroquia gondomareña de Vincios para presentarles el proyecto de mejora de seguridad viaria en el entorno de un tramo de concentración de accidentes en la carretera PO-331.

El delegado territorial, Ignacio López-Chaves, junto a técnicos de la Consellería de Infraestructuras e Vivenda explicaron al detalle las actuaciones programadas en la dicha vía, en una reunión a la que también asistió el alcalde de esta localidad Francisco Ferreira.

Según informó el representante autonómico, las obras se desarrollarán entre la salida de la primera glorieta del polígono de A Pasaxe y la rotonda de intersección con la PO-341, en Vincios, actuaciones puntuales con las que se pretende evitar o reducir la accidentalidad. El proyecto, además de la ejecución de una glorieta en el p.k. 12,250 mejorando el acceso principal del polígono, introduce la construcción de otra rotonda en el p.k. 13,940 en A Veiga.

Al mismo tiempo, se contempla la señalización de un carril central de espera para facilitar el acceso desde la PO-331 hacia varias carreteras, con el objetivo de facilitar los giros a la izquierda. En este sentido, López-Chaves indicó que se trata de los accesos a Chandebrito; a Piñeiro, en el p.k. 13,650; y al centro escolar de la zona, en el p.k. 13,890.

La intervención en este tramo contempla además mejoras en el acceso desde la vía que conecta en el p.k. 12,800 facilitando así la circulación de los vehículos pesados desde esta carretera hacia el polígono de A Pasaxe. Actuaciones que en todo caso, fueron sometidas por segunda vez a información pública con el compromiso del delegado de la Xunta de que se habían estudiado las alegaciones, que les trasladó a los vecinos la voluntad de aceptar los cambios propuestos.