La Xunta licita por 1 millón de euros la mejora de varias carreteras de O Baixo Miño

El delegado territorial de la Xunta en Pontevedra, José Manuel Cores Tourís, visitó esta mañana el Concello de O Rosal para anunciar la licitación de las obras de mejora del firme de varias carreteras de la comarca de O Baixo Miño que ejecutará la Consellería de Infraestructuras e Vivenda por un millón de euros.

La licitación de estas obras fueron publicadas hoy en el Diario Oficial de Galicia, y en el caso concreto del Concello de O Rosal, permitirán mejorar el firme de la carretera PO-353, con un presupuesto de casi 158.000 euros, permitiendo mejorar el pavimento existente entre los puntos kilométricos 3,100 y 7,710 a través del fresado de las zonas que presentan grietas así como la reposición de la capa de rodaje de 5 centímetros de espesor con hormigón asfáltico, previa extensión de arroyo de adherencia. También se demolerá y retirará el firme de las zonas de existencia de blandones en un ancho no inferior a 2 metros y se repondrán las marcas viales. En total, se mejorarán 4,61 kilómetros,

Por otra parte, en el DOG también se contempla la licitación de otras obras similares para carreteras autonómicas de la comarca de O Baixo Miño.

De este modo, se mejorarán 1,64 kilómetros entre lana PO-195 en Forcadela y la PO-552, en el Concello de Tomiño, con el fresado de la totalidad de la superficie de la plataforma, con reposición de capa de rodaje, extensión de arroyo de adherencia y reposición de marcas viales, así como instalación de nueva señalización horizontal en la intersección ubicada en el punto kilométrico 1+050.

En este mismo ayuntamiento, se mejorará también la PO-344 entre Forcadela y Couso a lo largo de 12,35 kilómetros, con fresado, reposición de capa de rodaje y repintado con reposición de marcas viales. La obra se ejecutará entre los puntos kilométricos 2,500 y 12,300, y en aquellas áreas en las que se observen proliferaciones de fisuras sobre el rodaje se llevará a cabo un proceso de sellado mediante mástico de betunes modificados con elastómeros, previa limpieza de las oquedades.

En Oia, en la PO-552, se llevarán a cabo actuaciones de mejora en el tramo que va del kilómetro 33 al 34 donde se fresarán las superficies que presenten patologías, reponiéndose la capa de rodaje y las marcas viales. La el largo de toda esta carretera, que cuenta con 71 kilómetros y enlaza Vigo con Tui, se mejorará la simbología existente, y, además, entre los puntos kilométricos 33 y 36 repintará y se repondrá la línea del eje y las marcas viales del borde de la calzada.

Finalmente, en la carretera que une Virxe do Camiño con Cela entre Tui y Porriño, en la PO-342, también se actuará sobre un total de 10,74 kilómetros, entre el punto 0 y el 10,74. Se llevará a cabo el fresado de zonas en mal estado, se repondrá la capa de rodaje y se demolerá el firme. También se repintará y se colocarán 3 señales verticales y una barrera de seguridad doble para la protección frente a desnivel.

Tal y como añadió José Manuel Cores Tourís, además de todo el anterior, también se renovarán las marcas viales de 14 carreteras de la provincia, todas ellas autonómicas: PO-010, la PO-241, la PO-244, la PO-250, PO-253, PO-324, PO-325, PO-331, PO-332, PO-350, PO-355, PO-363 y PO-510.

“En total, estamos hablando de un proyecto de casi un millón de euros”, explicó el delegado territorial, quien finalizó recordando “el esfuerzo que está haciendo la Consellería de Infraestructuras en este sentido, dada la importancia de mantener las carreteras en buenas condiciones de cara a garantizar la seguridad viaria”.