La Xunta de Galicia prorrogará la vigencia de los libros de texto de 4º y 6º de Primaria y 1º y 3º de la ESO con el fin de evitar un gasto extraordinario en las familias. Con este objetivo, su renovación se hará coincidir con la entrada en vigor de los currículos de la nueva ley educativa Lomloe a partir del curso 22-23.

Toda vez que este año tocaría renovar los manuales de los dichos niveles, esto supondría un gasto total de más de 10 M€ para las madres y padres en libros que solo servirían para uno o dos años académicos y no podrían pasar después ni a otros niños (hermanos, otros familiares…) ni a un banco de préstamo. El ahorro por familia será de entre 105€ y 280€ en función del nivel educativo y de la renta familiar.

La Consellería de Cultura, Educación e Universidade toma esta decisión tras proponérsela y acordarla con las asociaciones de madres y padres y con la Xunta Autonómica de Directores, así como con los representantes de los libreros y editores de la Comunidad.

Más fondos e iniciativas para fomentar la lectura

El secretario general de Cultura, Ángel M. Lorenzo, el de Política Lingüística, Valentín García, y el director general de Centros y Recursos Humanos, Jesús Manuel Álvarez Bértolo, se reunieron con la Federación de Libreros de Galicia para presentarles las nuevas líneas de refuerzo previstas en bibliotecas escolares, que supondrán un incremento de fondos bibliográficos para los centros educativos, con una inversión de 3 M€. Además, se destinarán 5,5 M€ a reposición de libros deteriorados. En total, la Xunta dedicará este año 8,5 M€ a renovar este material y reforzar los hábitos de lectura en el alumnado.

En concreto, el Gobierno gallego ha previsto lanzar una nueva línea de actuación dirigida a incentivar y apoyar a las bibliotecas escolares en los centros del rural no integrados en el Plan de Mejora de Bibliotecas Escolares (PLAMBE), así como incrementar el presupuesto del curso 2021/22 en lo referido a la dotación para adquisición de fondos en este plan.

Por otra parte, se prevé el diseño de una nueva acción para la renovación de la colección de materiales inclusivos para una mejor atención a la diversidad del alumnado en las bibliotecas escolares, además de fomentar la participación de alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo en las actividades de las bibliotecas.

Asimismo, se extenderá la convocatoria de los Clubes de Lectura a los centros de educación Primaria -hasta ahora sólo presente en Secundaria- y se promoverán las iniciativas de lectura en gallego. En la actualidad, 213 centros escolares forman parte de esta iniciativa en la que participan más de 10.000 alumnos.