ALFREDO

La directora general de Administración Local, Marta Fernández-Tapias, reafirmó hoy de nuevo el compromiso de la Xunta con los afectados por la explosión de Paramos (Tui), y recordó que fue la Administración autonómica la única que habilitó, en tiempo récord, una línea de ayudas completa y con la mínima exigencia de documentación.

La convocatoria de ayudas del Gobierno gallego puso a disposición de los afectados, poco después de la tragedia, alrededor de 8 millones de euros en ayudas directas para la reconstrucción de viviendas y para el alojamiento provisional de los afectados, de los que ya fueron abonados más de 2 millones de euros. Además, las reclamaciones de los vecinos fueron también trasladadas a las administraciones correspondientes y en encuentros al más alto nivel, como en la reunión entre el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Durante una pregunta parlamentaria sobre la ejecución de la sentencia sobre la licencia de la empresa de pirotecnia “La Gallega”, Fernández-Tapias recordó que la Xunta no es parte en este procedimiento judicial y que, por lo tanto, el control externo de la legalidad de las actuaciones de cualquier administración depende en exclusiva de los juzgados y tribunales. En cualquiera caso, aclaró que esta sentencia no se refiere al almacén ilegal, no autorizado, en el que se produjo la explosión de Paramos.

En cuanto a las inspecciones, estas son competencia del Gobierno central -en este caso, de la subdelegación de Gobierno-, a quien corresponde la vigilancia y control de este tipo de instalaciones. De hecho, precisamente por eso, tras la explosión de Paramos la Xunta reclamó del Estado una revisión general del sector.