ALFREDO // Actuación del GES de A Guarda

Las Diputaciones de Pontevedra, A Coruña y Lugo, garantizan en la reunión de la comisión de seguimiento de los GES celebrada este viernes su apoyo a la prestación del servicio, así como su firme voluntad de avanzar en el diseño de un nuevo modelo de funcionamiento. Subrayan que no se trata de poner en cuestión el servicio, sino de mejorar el sistema de prestación.

Los entes provinciales coincidieron en apostar por el relevo del actual modelo por otro que avance en la profesionalización de los GES y que modifique el actual marco laboral del personal. En este sentido, en la reunión le propusieron a la Xunta de Galicia prorrogar por un año el convenio actual, en vigor hasta finales de este 2021, y durante ese tiempo buscar y consensuar, desde la lealtad institucional, un nuevo modelo que garantice un servicio profesionalizado y que evite el fraude en la contratación por parte de los Concellos a causa del incumplimiento de la legislación laboral, tal y como ya acreditan reiteradas sentencias judiciales. Estos dictámenes demuestran que no es posible mantener un sistema que lleva a perpetuar vicios e irregularidades que se conocen de antemano.

Por lo que respeta al marco de financiación, los representantes de las Diputaciones de Pontevedra, A Coruña y Lugo recordaron que las administraciones provinciales duplicaron sus contribuciones porcentuales en el período 2019-2021, por lo que reclaman que el modelo no suponga nuevos incrementos. «En esos años, la contribución provincial pasó de significar el 20% del presupuesto de los GES hasta llegar a un 40%, mientras la Xunta reducía su participación del 60 al 52%».

Los tres entes provinciales reclamaron a la Xunta que acabe con los intentos de imposición y que adopte una actitud de diálogo porque todo convenio de colaboración lleva implícito un acuerdo entre las partes. También reclaman que el Gobierno autonómico tenga en cuenta la opinión y la voluntad de los Concellos, y que no tome decisiones unilaterales.

En este sentido, destacaron que la Xunta no explicó aún por que el GES que estaba decidido crear en Baleira finalmente no se constituyó y, sin embargo, «intenta imponérselo a A Fonsagrada, cuando este Concello manifestó que no está en disposición de acogerlo». Del mismo modo, piden que se tenga en cuenta la petición de los Concellos de Folgoso do Courel y de Quiroga para mantenerse cómo sub-bases con 6 efectivos cada una, así como el deseo de Ribas de Sil de contar con otra sub-sede en la localidad.

Por su parte, la Diputación de Pontevedra recordó el deseo de que el grupo de emergencias de O Grove se incorpore al sistema GES en igualdad de condiciones, como un GES completo de 12 miembros.