Las excavaciones arqueológicas en Camposancos descubren nuevas salinas aún sin catalogar

El pasado lunes se iniciaron los trabajos de excavación arqueológica de las Salinas do Seixal y de Camposancos, enmarcado en el Proyecto «A Guarda, Mar de Sal».

Empezamos la semana con mucha ilusión y ya tenemos descubierta una zona amplia con dos sondeos que muestran parte del pavimento de las salinas, pero aún es temprano para tomar conclusiones precipitadas, por lo que tendremos que avanzar más para seguir descubriendo todo lo que esta zona esconde bajo la tierra. Nuestro objetivo es comprender como funcionaban estas antiguas salinas y también su cronología exacta”, indicó Brais Currás, coordinador e investigador del proyecto.

En los primeros días ya se limpió la zona de las Salinas de Camposancos, descubriéndose, para sorpresa de todos, algunas salinas excavadas en la roca que aún no estaban catalogadas.

En la zona de O Seixal se trabaja en una amplia extensión de terreno con el fin de delimitar los pavimentos de la salina antigua. En dos de los sondeos realizados ya se observa parte de las estructuras que delimitan las zonas de cristalización de la sal y el avance en tan sólo 5 días es extraordinario”, explicó Currás.

Dado el gran interese que las excavaciones están despertando entre los vecinos y también entre los turistas, a lo largo de las próximas semanas serán anunciadas visitas guiadas por las diferentes zonas donde se está trabajando.

Las salinas de A Guarda, según las excavaciones realizadas en el año 2015 en O Seixal, pueden formar parte de un complejo salinero de cronología romana de mayores dimensiones. La datación de estas estructuras aún no está definida. El proyecto arqueológico permitirá descubrir su verdadera extensión y conocer con precisión su cronología.