ALFREDO // Atracciones de fiesta en el antiguo estadio del Trega

Celso R. Fariñas, portavoz del Grupo Municipal de Converxencia Galega en A Guarda, presentará en el Pleno para su debate y aprobación sí procede, una moción para que en las fiestas de la localidad se apaguen durante dos horas las luces y el sonido y así las personas autistas y epilépticas puedan disfrutar de la verbena.

“Las personas con Trastorno del Espectro Autista (TEA) o similares, son sensibles a los estímulos que provocan, por ejemplo, los fuegos artificiales, los petardos, la música alta, etc.; situaciones que fácilmente les provoca una sobrecarga sensorial por encima del umbral tolerable que desemboca en crisis, ataques de ansiedad o incluso pánico. Esta peculiaridad, provoca que muchas familias encuentren extremadamente difícil disfrutar de las fiestas y llevar a sus hijos a las verbenas”, indica fariñas.

“Por estas razones, y después de escuchar a personas que tiene este problema en su familia, en la que en distintos folletos de diversas asociaciones que defienden sus derechos y velan por su bienestar solicitaban que se fijara una franja horaria sin música ni luces fuertes para facilitar la participación en las mismas de niños, adolescentes y personas adultas con Asperger o TEA (Trastorno del Espectro Autista), presentamos esta moción”, señala el portavoz de CG.

A Guarda se quiere sumar así a los numerosos concellos y comisiones de fiestas que el año pasado tomaron la decisión de apagar las luces y el sonido de las atracciones de feria pensado en las personas con estas enfermedades.