Durante la segunda quincena del mes de agosto, el aparcamiento municipal de O Aral en Baiona dejó de ofrecer abonos. Esto se debe a que se alcanzó el número de 590 abonados, sumando los anuales, los estivales por trabajo y los vacacionales.

El edil al cargo, Óscar Martínez, recalca que «la gran rebaja de tarifas realizada por este gobierno ha sido esencial para el aumento de abonos». En estos momentos se han liberado algunos abonos vacacionales, de modo que vuelven a ofrecerse. Sin embargo, el número de abonados anuales sigue aumentando, siendo ya el doble de los existentes antes del cambio de ordenanza.

El alcalde, Carlos Gómez, se muestra satisfecho con cumplir su objetivo de «beneficiar a las vecinas y vecinos de Baiona». Indica que «son ellos los que han pagado la mala gestión del anterior grupo de Gobierno, teniendo el Concello que abonar más de 4 millones de euros».