Lorena Novas: “En un campo de fútbol lo que menos importa es el árbitro siempre, ya sea mujer u hombre”

Lorena Novas:
CEDIDA // Imagen de archivo de la joven viguesa Lorena Novas.

Son pocas las mujeres que se enfundan las medias negras, se ajustan el silbato y se meten en el bolsillo las tarjetas amarillas y rojas. Como ya informó Telemariñas anteriormente, la joven árbitra viguesa Lorena Novas ha vivido una auténtica pesadilla en su último partido, en el cual ha tenido que solicitar incluso la presencia de la Guardia Civil al “temer por su integridad física”, según ha reflejado la misma en el acta al finalizar el encuentro. 

Lorena Novas tiene 23 años y arbitra desde hace cinco. Mujeres árbitras no hay muchas y las pocas que hay se enfrentan al sexismo cuando arbitran entre hombres, sufren insultos machistas, acoso y, en ocasiones, hasta agresiones. Estas situaciones que, por desgracia se repiten, quizás desanimen a las mujeres a entrar en el mundo del arbitraje.

De lamentable se puede calificar lo sucedido en el encuentro que se disputó en la tarde del pasado domingo 5 de marzo en el campo del Cototorrón, entre el Louro Tameiga y el Tomiño, correspondiente a la jornada 25 de la Liga Segunda Galicia Grupo 11, que recibió fuertes insultos machistas por parte del delegado del conjunto local, tras ser expulsado y además, también de varios aficionados.

En el minuto 53 del encuentro, D. José Manuel Vila Cal, delegado del Louro fue expulsado por protestar. Lorena Novas, lo reflejó así en el acta; «Protestar de forma ostensible una decisión mía haciendo gestos, entrando en el terreno de juego y dirigiéndose a mí en los siguientes términos; “¡No tienes ni puta idea, eres malísima! ¡En tu vida has cogido un balón de fútbol! ¡En tu puta vida! ¡Eres malísima, joder! ¡Gilipollas!”»

«Tras ser expulsado el delegado, D. José Manuel Vila Cal, del club Louro Tameiga, se ha puesto detrás de las vallas del terreno de juego con varios aficionados del Louro Tameiga, siendo estos identificados por llevar el chándal del equipo, dirigiéndose a mí, hasta el final del partido, en los siguientes términos: “¡Pero no ves que era fuera de juego, subnormal! ¡Eres malísima, deja de pitar ya! ¡Tenías que ser mujer! ¡No viste un balón en tu vida, mujer tenías que ser!” siendo estos insultos seguidos por los aficionados. El segundo entrenador, D Cesar Fernández Domínguez, ha llamado a las fuerzas del orden en la segunda parte del partido solicitado por mí, debido a temer por mi integridad física y siguiendo por ello el partido.»

«Durante el transcurso del segundo tiempo y al temer por mi integridad física, he pedido que llamaran a la fuerzas del orden debido a los siguientes insultos y amenazas hacia mi persona: ¡Qué mala eres! ¡Mujer tenías que ser! ¡Tú no tienes ovarios, eres gilipollas! ¡Eres mujer, normal que no sepas pitar! ¡Vete a fregar!»

Cabe destacar que todo esto le ocurrió a pocos días del ‘Día Internacional de la Mujer’, que se celebrará mañana 8 de marzo y que tendrá como tema central “Las mujeres en un mundo laboral en transformación: hacia un planeta 50-50 en 2030”. A continuación entrevistamos a Lorena Novas.

ENTREVISTa

  • ¿Cómo se siente tras lo sucedido en el encuentro entre el Louro Tameiga y el Tomiño?

“Pues estoy bien y tranquila. Son cosas que pasan y que por suerte no suelen ocurrir con frecuencia. Me fastidia que me insulten mientras hago mi labor. Creo que son insultos que no se deben decir a nadie. Muchos que van a los partidos se creen que un árbitro no tiene sentimientos y no es así. Somos personas”.

  • ¿Le habían insultado antes en un partido?

“Insultado sí claro, en muchos partidos. Llega a un punto en el que explotas y no aguantas más, que hay que tomar medidas. Este último fue uno de los encuentros que me achacaron con más insultos y aparte machistas. Por eso reflejé todo en el acta. Tengo amigos que viven las mismas situaciones, no sólo me pasa a mí”.

  • ¿Se valoran a las mujeres árbitras?

“Los árbitros no son valorados sobre el terreno de juego. En un campo de fútbol lo que menos importa es el árbitro siempre, ya sea mujer u hombre”.

  • ¿Cual cree que sería una posible solución?

“La solución creo que ya no está en manos de la Federación Gallega. Los entrenadores, presidentes, delegados, jugadores y aficionados deberían tomar más medidas para que este tipo de situaciones no vuelvan a ocurrir”.