Un año más, los alumnos de quinto de primaria de todos los centros educativos de Baiona, han disfrutado, junto al poeta y pedagogo vigués David Fernández Rivera, del Proyecto Caligrama 2000, una iniciativa que, a través de una pedagogía pionera, busca introducir a los más pequeños en el apasionante mundo de la poesía visual.

La actividad, que desde hace años promueve el Concello de Baiona y que ya se ha instaurado de forma habitual en los centros del municipio, ha estado recorriendo este nuevo curso las aulas del CPI Cova Terreña, del CEIP Fontes-Baiña, del CEIP Belesar y del CEP Sabarís.

A lo largo de los últimos años, David Fernández Rivera ha demostrado que la poesía visual es una herramienta con grandes virtudes pedagógicas de cara al desarrollo de la creatividad y pensamiento crítico de los niños, una herramienta con la que Rivera consigue llenar de entusiasmo e imaginación cada una de las aulas que visita. Muestra de ello es la participación efusiva con la que los pequeños viven el taller, en el que aprenden, entre otras cosas, a crear e interpretar poemas visuales.

Sin embargo, este proyecto con David Fernández Rivera no terminará tras la realización de los talleres, puesto que estos tendrán continuidad gracias a la nueva edición del Concurso Interescolar de Poesía Visual Vila de Baiona, que impulsa el poeta por segundo año consecutivo en el municipio con el apoyo de la Concejalía de Educación que dirige Óscar Carreño Miniño. Con este concurso se busca entre otras muchísimas cosas, que los alumnos desarrollen su creatividad más allá de lo aprendido en los talleres.

Si bien el pasado año el certamen culminó con la inauguración de la instalación del poema visual «Infinito» de David Fernández Rivera en la fachada del Centro Multiusos Ángel Bedriñana, este curso se publicará un libro con todos los poemas visuales creados por los niños para el concurso, una iniciativa del propio poeta, secundada y financiada por el Concello de Baiona.