El alcalde de A Guarda, Antonio Lomba, ha recibido esta mañana en la zona portuaria de la localidad, a la diputada Leticia Gallego, para anunciar la presentación de la iniciativa parlamentaria que va a defender la construcción de una infraestructura fundamental para el futuro de la villa y de su puerto, un nuevo acceso sur al puerto de A Guarda.

La necesidad de mejorar la comunicación del puerto ya viene de mucho antes. En el año 1993, el PXOM ya contemplaba un nuevo acceso al puerto de A Guarda por considerar estratégica la mejora de la comunicación con el puerto pesquero, al ser este, uno de los motores económicos de la localidad.

La calle Concepción Arenal fue construida cómo principal acceso al puerto a mediados del siglo XX. El crecimiento urbanístico alrededor de esta calle convirtió este acceso en una vía urbana. Así el PMUS (Plan de Movilidad Urbana Sostenible) de A Guarda, redactado en 2017, recomendaba una intervención en la calle Concepción Arenal orientada a un modelo de movilidad sostenible y segura, y vinculaba esta actuación con la ejecución de un nuevo acceso al puerto de la villa.

En el plan ambas actuaciones se consideran claves para un cambio de modelo urbano. En el mismo año 2017 el alcalde de A Guarda solicita la redacción del proyecto de construcción de un nuevo acceso al puerto a la Diputación de Pontevedra y en el 2018 comienzan las obras de humanización de Concepción Arenal.

En el año 2018, la Diputación de Pontevedra redacta el proyecto de construcción de un nuevo acceso al puerto de A Guarda y da comienzo a su tramitación para obtener los informes sectoriales necesarios para su ejecución.

Desde 2017, Antonio Lomba ha mantenido distintas reuniones con responsables de la Consellería de Infraestruturas e Movilidade, de la Consellería de Pesca y de Portos de Galicia para pedir apoyo y financiación para esta infraestructura, buscando conseguir un compromiso firme de los responsables de la Xunta de Galicia.

Cabe destacar que en 2019 surge en la Guarda un movimiento civil apoyado por las asociaciones empresariales, culturales, deportivas y sociales, y por el propio Concello, que tiene como objetivo potenciar el uso del puerto, tanto para actividades profesionales como náutico deportivas, para que actúe como motor económico en la localidad. Las reclamaciones del colectivo pretenden conseguir que se pueda usar el puerto durante todo el año de forma segura y dotarlo de servicios, infraestructuras de atraque y, por supuesto, de un nuevo acceso para cualquier tipo de vehículo, sobre todo vehículos pesados. Este colectivo, encabezado por el alcalde, ya le trasladó sus demandas a la Conselleira de Pesca y la Presidenta de Portos de Galicia.

El alcalde de A Guarda considera esta infraestructura vital para el futuro de la localidad y por eso no escatimará esfuerzos para conseguir que esta demanda, que cuenta con el apoyo de toda la sociedad guardesa, llegue, nunca mejor dicho, a buen puerto.