El delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada, ha informado hoy del pago de 238.395.596 euros a 272.749 personas afectadas por ERTE en la Comunidad. Con el reciente abono realizado, es la segunda vez en la historia, tras el mes pasado, en que las prestaciones son pagadas antes del día 10.

Javier Losada ha subrayado que los ERTE vinculados al COVID-19 sirven para proteger los puestos de trabajo. En concreto, las personas afectadas por estos expedientes de regulación temporal de empleo suspenden su actividad y perciben una prestación estatal hasta que puedan recuperarla. La normativa puesta en marcha por el Gobierno establece, precisamente, la obligación de mantener los puestos de trabajo.

En concreto, las empresas que hayan recurrido a un ERTE por fuerza mayor por causa de la COVID-19, si a partir de este lunes retoman parte de su actividad, podrán sacar del ERTE, incluso a tiempo parcial, al personal que necesiten. Esto facilitará la situación a muchos pequeños y medianos empresarios y la incorporación de miles de trabajadores a su puesto de trabajo. El Ejecutivo ha adaptado la normativa a la nueva situación.

En total, hasta el 30 abril, son 272.749 las personas que percibirán una prestación en Galicia, de las que 182.401 fueron reconocidas en abril, mientras que el resto corresponden a la segunda mitad de marzo. El importe total de la nómina de las 42.256 solicitudes colectivas de ERTE en la Comunidad es de 238.305.596 euros, de los cuales 100,6 millones corresponden a la provincia de A Coruña, 88 a la de Pontevedra, 26 a la de Ourense y 23,7 a la de Lugo.

El delegado del Gobierno ha felicitado a la plantilla del Servicio Público Estatal de Empleo (SEPE) por la eficacia demostrada para para agilizar unos pagos que suponen un esfuerzo sin precedente, pues coincide con un momento en que el Ejecutivo busca que aumente la liquidez para estimular el consumo en el momento de reactivación de la economía. Para ello apuesta por otras medidas como los 129 millones de euros abonados hasta ayer a más de 203.000 declaraciones de gallegas y gallegos, correspondientes a la Renta, y a otras como la prestación por cese de actividad a personas autónomas.

El objetivo del Gobierno es “trabajar en todos los frentes para no dejar a nadie atrás”, ha dicho en referencia a los rescates sanitario, económico y social.