Malestar entre los vecinos de A Guarda por la erosión del litoral de A Lamiña
ALFREDO // La destrucción de la pasarela le impide a un vecino de A Guarda continuar su camino

La desembocadura del río Miño es una de las joyas paisajísticas de Galicia. Pero este paraíso se está destruyendo a pasos agigantados. Las lluvias caídas en los últimos temporales han agraviado la difícil situación por la que atraviesa el estuario del Miño.

En los últimos diez años, la erosión de la ribera de A Lamiña, O Forte y O Codesal ha provocado la perdida de más de 20 metros de costa y la caída de numerosos árboles.

Esto ha ocasionado que saltaran todas las alarmas, ya que se corre el riesgo de que el agua rompa el cordón dunar y alcance la conocida “Cova do Forte”, una zona donde el nivel del terreno es más bajo que el del río, provocando su inundación y la consecuente pérdida de la barrera de dunas y de zona boscosa del Feno.

Para los vecinos de la zona esto es un desastre y les ocasiona mucha pena verlo así. “Yo vengo todos los días a pasear por aquí y estaba perfectamente. Ahora ya casi no hay nada. No tengo palabras que decir sobre todo esto, es un apena”, señala Gloria Martínez, una vecina de 61 años que no recuerda ver el litoral tan deteriorado.

“Era una playa muy bonita y turística, ahora ya ni se puede pasar. Hay árboles en medio del camino y el agua destruyó parte de la pasarela por donde camínanos. Es una pena que no conservemos lo que tenemos. ¿Que le vamos a dar a los turistas cuando vengan en verano. Nada?”, se pregunta la guardesa.

Benito, un marinero retirado que estuvo gran parte de su vida faenando en las aguas del Miño afirma que, “llevan 30 años sacando arena del río, haciendo canales dragados, haciendo muelles para el ferry, actuando sobre las orillas. ¿Qué esperaban?. Por culpa de estas actuaciones se ha cambiado el curso la río, viene derecho hacia la A Lamiña y la destruye”.

Para el marinero mientras no se cambien las causas que provocaron el cambio curso del rio seguirá destruyendo el litoral. “Tendrán que ser los técnicos quienes determinen las soluciones para que todo vuelva a la normalidad”, comenta.

La problemática del estuario del Miño y desgaste de la costa se llevará a la próxima reunión de la Comisión Permanente Internacional del río Miño que se celebrará el próximo mes de mayo para buscar una solución.

El Concello de A Guarda, a través de su regidor, Antonio Lomba, solicitó ante la Comandancia Naval una actuación urgente pare frenar el deterioro de este entorno de la desembocadura del Miño.

ALFREDO // Imagen tomada el pasado 16 de marzo
ALFREDO // Imagen tomada el pasado 16 de marzo