Malestar entre los feriantes de las fiestas de Playa América por el trato recibido por parte del Concello de Nigrán
BANDALLO // La finca municipal de Vilariño donde están asentados los feriantes

Unos 30 feriantes que están asentados en una finca municipal cerca del campo de fútbol del Vilariño (Nigrán), están indignados por el trato recibido por parte del Concello.

Al parecer, y según este colectivo, esta mañana se presentaron en la finca donde están ubicados cuatro agentes de la Policía Local de Nigrán para desalojarlos del lugar. “La fiesta acabó sobre la una de la madrugada. Para que estuviera todo en perfecto estado para el día siguiente, estuvimos hasta las ocho de la mañana recogiendo las atracciones, con lo que apenas hemos dormido. A primera hora de la mañana se presentaron cuatro agentes de la Policía Local, nos despertaron y nos ordenaron desalojar la finca” comentó uno de los feriantes indignado por la situación.

El permiso que la Comisión de fiestas solicitó al Concello abarcaba desde el 27 de julio al 1 de agosto. “Lo único que pedimos es un día más para poder descansar un poco ya que estuvimos toda la noche desmontando las atracciones y no vemos normal que nos echen. Somos personas y nos han tratado como a perros” declaró otro feriante.

Por su parte, el alcalde de Nigrán, Juan González, ha apuntado que “este colectivo está ocupando un espacio público que usan los vecinos, incluso hay un circuito de bicicletas donde juegan los niños y que no puede usar al estar los feriantes. Llevan en ese lugar desde San Juan, por lo que ya fuimos extremadamente permisibles con ellos y tienen que ser consientes de que se tienen que ir”.

Los feriantes dejarán esta tarde la finca de Vilariño para trasladarse a Baiona, donde trabajarán en las fiestas de la Anunciada. Después se trasladarán a A Guarda para las fiestas del Monte.