La plataforma de teleasistencia TELEA, del Servicio Galego de Saúde, permite hacer seguimiento sanitario de un total de 1.700 pacientes que resultaron positivos por coronavirus y que permanecen en su domicilio. De esta forma, son telemonitorizados por los profesionales sanitarios quienes tienen información directa en todo momento de los posibles cambios en la evolución de su enfermedad. El perfil de estos pacientes es de personas con resultados positivos por COVID-19 con sintomatología leve o dados de alta hospitalaria.

Los 1.700 pacientes positivos por Covid-19 en seguimiento a través de TELEA representan el 47,3% del total de personas infectadas que están en el domicilio. Desde el inicio de la telemonitorización se dieron 287 altas a personas sucesivas por este nuevo modelo asistencial.

El 77,4% de las personas infectadas por Covid-19 en Galicia, se encuentran en seguimiento domiciliario. Al igual que en el resto de las Comunidades, estos pacientes deben permanecer aislados pero en permanente contacto con los profesionales sanitarios.

Seguimiento domiciliario

La telemonitorización a través de TELEA permite la intercomunicación entre los profesionales sanitarios y la persona que se encuentra aislada en el domicilio. Así, los pacientes controlados con este perfil de TELEA Paciente en aislamiento domiciliario COVID-19, tienen acceso a mensajería con el sanitario responsable del seguimiento del protocolo, tras la cual el profesional sanitario puede responder por mensaje o ponerse en contacto telefónico en cualquier momento que detecten una alteración clínica o necesidad de cambios en sus cuidados.

Así, cada 8 horas a persona debe registrar las variables de temperatura y saturación de oxígeno, así como una encuesta de la funcionalidad respiratoria y que permite evaluar el estado de salud de la persona.

En una primera fase el seguimiento de los pacientes aislados contagiados con el COVID-19, se inició con un equipo sanitario ubicado en el hospital formado por un equipo de profesionales de enfermería y medicina hospitalaria. Actualmente también se realiza por parte de los equipos de atención primaria con el apoyo de los especialistas hospitalarios.

Desde cada hospital o desde Atención Primaria, se está evaluando de forma continua las variables clínicas y los mensajes o llamadas telefónicas que les envían los pacientes. Esta información que es enviada por los pacientes aislados es revisada por los profesionales sanitarios que están haciendo su seguimiento clínico, ya que esta se integra con los sistemas de información corporativos en la historia clínica electrónica (IANUS).

El único requisito necesario para acceder a esta modalidad de seguimiento es que el paciente o su cuidador tengan capacitación tecnológica, y dispongan de un teléfono móvil, tablet u ordenador personal. En caso contrario el seguimiento se hará por otras vías como la telefónica.