El III Desafío Talaso Atlántico contará este domingo con más de un centenar de participantes. Se trata de un evento deportivo abierto a aficionados y profesionales, que incluye un tramo cronometrado de 17 kilómetros. Apadrinada por Óscar Pereiro, que habituaba a entrenarse en la carretera Baiona-A Guarda en su etapa profesional, la prueba reúne a ciclistas con edades comprendidas entre los 20 y los 80 años.

Los primeros clasificados en cada década de edad, desde los 20 a los 80 años, recibirán un bono del Hotel Talaso Atlántico que incluye alojamiento, desayuno y recorrido marino de talasoterapia. Los segundos y terceros mejores de cada edad recibirán un recorrido de talasoterapia. También habrá un sorteo entre todos los participantes al finalizar la prueba.

El recorrido consta de 60 kilómetros de los cuales 17 serán cronometrados. La prueba se realizó por primera vez en 2017 y nació de la necesidad de poner en marcha un evento deportivo en una de las zonas más frecuentadas de la provincia de Pontevedra, debido a su belleza paisajística, tanto por ciclistas aficionados como profesionales.

La salida se efectuará desde la explanada del Hotel Talaso Atlántico y discurrirá por Baredo, Faro Silleiro, hasta llegar al Monasterio de Santa María de Oia (un tramo de 23 kilómetros neutralizados). A partir de ahí comenzará la crono-escalada hasta el Monte de A Groba, de 17 kilómetros.

Se trata de un recorrido de dificultad media, según los expertos, por el que pasarán por el Alto da Valga y Torroña hasta coronar finalmente A Groba, con 600 metros de altitud. Una vez superado este segundo tramo, donde se dará el avituallamiento, habrá un recorrido final de 20 kilómetros, de regreso al Hotel Talaso Atlántico, que discurrirá por Chan da Lagoa, Baíña y Baiona.