Este viernes se presentó al público la futura biblioteca de Tomiño. Un inmueble que estará situado en pleno núcleo urbano. El edificio contará con un total de cinco alturas divididas en un sótano, en la planta baja, primera y segunda planta y bajo cubierta.

En el sótano se instalará el archivo municipal, el fondo bibliográfico y distintas instalaciones municipales. En la planta baja estará situado el acceso a la biblioteca, que también ocupará la primera planta junto con el Espacio Memoria Tomiñesa. Esta primera planta contará además con un jardín que sirva para dar más luz y claridad a las instalaciones al tiempo que oculta la medianera.

Ya en la segunda planta se habilitarán espacios para el aula Cemit, para la Concejalía de Cultura y para reuniones. En el último piso, bajo cubierta, habrá espacios de usos múltiples y una terraza exterior. La idea es dotar a la biblioteca de otros servicios posibles como un observatorio astronómico o un café librería.

La construcción del edificio tendrá un coste de 1,8 millones de euros, a los que habrá que sumarle 275.000 euros para la equipación prevista: 120 sillas, 8 sillones, 8 puestos de trabajo, 7 mesas de estudio, 22 ordenadores, 5 proyectores multimedia, estantes, taquillas… entre otras necesidades, con lo que la construcción definitiva del inmueble se elevará a más de dos millones de euros.

La alcaldesa de Tomiño, Sandra González, resaltó la importancia de estar cumpliendo los plazos de un proyecto fundamental para el desarrollo del municipio. Este proyecto definitivo es la culminación de año y medio de trabajo que arrancó con un análisis inicial en el que se estudiaron 50 bibliotecas y con una consulta abierta a la ciudadanía en la que participaron 309 personas, representando a 53 entidades, centros y asociaciones, 30 colectivos y 6 ámbitos sociales