La mala suerte jugó una mala pasada al Vigo-Rías Baixas este domingo en la reanudación de la Copa de España. A falta de 8 kilómetros para alcanzar la línea de meta de Valladolid, Mauricio Moreira sufrió una avería en su bicicleta que lo dejó sin opciones de defender su maillot de líder Élite del certamen estatal. Edwin Torres, séptimo, fue el mejor clasificado de la estructura presidida por José Luis Chamorro en la llegada a la Cúpula del Milenio.

Antes de que el infortunio se cebara con el conjunto flúor, los pupilos de Marcos Serrano sobresalieron por su ambición en la tercera jornada puntuable para la Copa de España. Los ataques de los representantes del equipo olívico se sucedieron una vez que la IX Copa Valladolid – Memorial Ángel Lozano se adentró en la segunda mitad de sus 160 kilómetros de recorrido.

Luciendo la camiseta de primer clasificado Élite, el uruguayo Moreira lanzó su ofensiva en el segundo paso por el Alto del Portillo, a 60 km para el final, dando continuidad al cambio de ritmo provocado por su compañero Iñigo González en la primera subida a este puerto. La aceleración del uruguayo provocó un corte de once corredores y dejó fuera de combate al líder absoluto de la Copa, el sub23 Jordi López (Lizarte), que se vio obligado a abandonar por problemas estomacales.

El grupo de Moreira rodó en cabeza hasta que el pelotón lo neutralizó a falta de 30 kilómetros. A continuación, en la última de las siete subidas puntuables de la jornada, González volvió a moverse, esta vez formando parte de un quinteto. La combatividad de los representantes del Vigo-Rías Baixas quedó de manifiesto en la clasificación de la montaña, con Moreira ocupando la segunda plaza y González, la tercera.

La carrera se volvió a reagrupar camino a la capital pucelana. En el último intento por evitar una llegada masiva participó Edwin Torres y, mientras el venezolano se filtraba en una fuga de seis unidades, su jefe de filas quedaba fuera de la lucha por la victoria debido a un problema mecánico.

El desenlace resultó emocionante con Torres y sus acompañantes siendo neutralizados por una quincena de corredores justo antes de que se lanzara un esprint en el que se impuso David Martín (Kometa). El venezolano del Vigo-Rías Baixas concluyó séptimo y 56 segundos más tarde entraba el pelotón con un frustrado Moreira (66º) junto a sus compañeros González, Joan Nicolau y Asier González.

Al haberse quedado sin puntuar en esta prueba, el uruguayo cede el maillot de primer Élite, que ahora corresponde a Pablo Alonso (Gomur) por trece puntos de diferencia. Además, el Vigo-Rías Baixas también perdió el liderato en la clasificación por equipos.

La próxima cita de la Copa de España será el Ridley – Memorial Pascual Momparler, el 8 de septiembre, tras conocerse en las últimas horas la cancelación del Gran Premio Primavera de Ontur, previsto para el próximo domingo.