ALFREDO (archivo)

Los vecinos de la calle Carabela La Pinta de Baiona, alertaron ayer al mediodía a los servicios de emergencia ante un supuesto olor a gas que se percibía en toda la calle.

Como medida de seguridad, la Policía Local corto la calle media hora y dio aviso al GES de O Val Miñor. Los bomberos realizaron las mediciones de gas oportunas, las cuales dieron negativo.

Tras inspeccionar la zona, se cree que el vaciado de una caldera de gasoil al colector de pluviales puede estar detrás de la alarma.