Concello de Nigrán
RUBENS // Concello de Nigrán

El Concello de Nigrán llevará a cabo antes de que finalice el año obras para humanizar la calle Mariñeiro de la parroquia de Panxón por valor de 240.900,35 euros, una cantidad con cargo al remanente de tesorería y que fue aprobada en el pleno ordinario de julio. 

Estas incluyen la reparación del pavimento, la mejora de las aceras para que cumplan con todas las leyes de accesibilidad, solución definitiva al problema de evacuación de pluviales, instalación de nuevas luminarias LED en el alumbrado público y ordenación definitiva del tráfico rodado con más plazas de aparcamiento (se aumentan a 72). Todos estos trabajos, con un  plazo de ejecución de tres meses, están encaminados a la mejora de la seguridad vial y el entorno en una calle crucial en la parroquia porque conecta la transitada Carretera por la Vía (PO-325) con la playa.

“Se trata del acceso principal a la parroquia y hasta ahora ha estado desatendido pese a ser la vía fundamental de entrada y salida. Con estas obras queremos consolidar definitivamente el doble sentido en rúa Mariñeiro porque debe ser así en una calle  transitada como esta. Supondrá además una mejora en la seguridad vial y del entorno”, resume el acalde, Juan González, quien ya suprimió el verano pasado el sentido único que impuso el anterior gobierno del PP en 2013 pese a un acuerdo plenario en contra y la oposición de los vecinos.

Actualmente la calle cuenta con aceras, pero estrechas y en mal estado e incumpliendo con ello la normativa de accesibilidad, por lo que se subsanarán estas deficiencias aumentando de 1,50 a 1,80 su ancho y se le dará continuidad peatonal con un nuevo pavimento a base de hormigón pulido coloreado. Además, se mejorará la instalación de evacuación de pluviales, ya que presenta problemas de estancamiento de aguas los días de fuertes precipitaciones (la red de saneamiento será separativa). Por otro lado, también se mejorará el entorno con la implantación de alumbrado público con luminarias LED que supondrán una mejora en la eficiencia y ahorro energético, así como menor contaminación luminosa sin perjudicar la seguridad del viandante.

La nueva iluminación será un elemento característico y diferenciador en la futura rúa Mariñeiro, así, el fuste de las próximas farolas será de acero inoxidable con acabado brillante y, en corte láser, se representará en el mismo el nombre de la calle por ambos lados y el escudo del Concello de Nigrán.

Por otro lado, el Concello se encuentra actualmente iniciando el proceso para contratar el proyecto de humanización pendiente en esta calle, desde la rotonda de la iglesia hasta el puerto. “La idea es que antes de que termine el mandato esté completa la humanización en Mariñeiro, desde su acceso en la Estrada pola vía hasta el puerto pesquero”, concluye el regidor.