Concello de Nigrán
RUBENS // Concello de Nigrán

El gobierno de Nigrán llevará al pleno del miércoles una moción apoyada por toda la corporación instando a la Xunta a que arregle la calle Otero Pedrayo (PO-552) y a continuación ceda esa carretera al Ayuntamiento para que se ocupe él de su gestión. 

La vía de titularidad autonómica, que une las parroquias de Nigrán y Panxón, cuenta con las aceras peor conservadas de todo el municipio, acumulando decenas de denuncias de los vecinos debido la que su estado produce lesiones y accidentes e incumple todas las normas de accesibilidad. Así, pese a ser una carretera vertebrada del municipio y que soporta mucho tráfico, su conservación por parte de la Xunta es lamentable.

“Resulta vergonzosa la situación de esta carretera, a las aceras son un auténtico peligro para los peatones, impidiendo además que las personas con problemas de movilidad puedan emplearlas. Por otra parte, el firme también se encuentra en pésimas condiciones. Por todo ello, reclamamos que la Xunta las arregle y que después nos la ceda, ya que desde el Ayuntamiento sí haremos el mantenimiento y gestión necesarios”, subraya el alcalde, Juan González.

Además de la mejora urgente de las aceras es imprescindible a reparación de su firme, el pintado del mismo y la instalación de medidas correctoras de velocidad para evitar accidentes, así como el arreglo en la red de saneamiento y pluviales.

La calle Otero Pedrayo es una vía de un kilómetro de longitud y de titularidad autonómica que finaliza por una parte en la PO-552 y por otra en la PO-325, ambos las dos de propiedad autonómica también.