Mejoran uno de los accesos a Porto do Molle y al IES Val Miñor

El Concello de Nigrán presentará un recurso contencioso-administrativo contra la reciente cancelación de la subvención de 120.000 € concedida por la Consellería de Economía, Emprego e Industria para la ‘Mejora de accesos al Parque Empresarial Porto do Molle’.

Las obras en las calles Gándara y Ponte Muíña, con un importe total de 253.000 €, supusieron la sustitución de la capa de rodadura, nueva iluminación, canalización de pluviales y mejora de la señalización horizontal y vertical creando, además, un cebreado peatonal pintado y delimitado longitudinalmente.

El gobierno de Nigrán, teniendo ya precedentes en este sentido, considera que la Xunta de Galicia realiza un uso “partidista e instrumental’ de sus ayudas al no contemplar la petición de ampliación de plazo de justificación respaldada por informes técnicos y jurídicos.

La Consellería comunicó el 15 de junio de 2.018 la concesión de la subvención, dando hasta el 15 de noviembre de tope para tener concluida y justificada la obra, un plazo sumamente ajustado toda vez que implica un procedimiento abierto de contratación que legalmente supone meses. Pese a todo, el Concello aceleró la tramitación y los propios trabajos y sólo solicitó una ampliación de plazo el día 9 de noviembre al mantenerse el parte meteorológico desfavorable que impedía haber pintado el vial antes del día 15 (máximo para la justificación).

Las condiciones climáticas han sido excepcionalmente adversas (…). Es de destacar que las condiciones de la ejecución de las marcas viales exigen según el Pliego de Prescripciones Técnicas Generales que el pavimento esté seco, y recomendaciones de buena práctica, que hayan pasado tres o cuatro días desde que se completó el asfaltado“, recoge el informe del director de obras en su petición junto a los datos de las estaciones meteorológicas más próximas.

Pese a todo, el 12 de noviembre se le notifica al Concello la negativa de ampliación por parte de la jefa de Servicio de Administración Industrial y el mismo día 15 el Concello interpone un recurso de alzada contra este oficio, hecho que desde la Xunta ignoran hasta el 27 de noviembre, cuando por delegación del propio conselleiro resuelven inadmitirlo y revocar la subvención.

“Aceleramos ao máximo a contratación e tivemos que pedir unha prórroga ridícula porque tras dúas semanas de choiva era imposible pintar o vial; non se chegou a prazo por unha causa de forza maior que calquera outro organismo sí contemplaría“, explica el alcalde, Juan González. “Agardamos que a corporación actúe con sensatez e se sitúe ao noso carón, como xa fixeron neste caso“, incide González.