Nigrán participa en un curso sobre gestión de residuos organizado por la universidad de Navarra

El Ayuntamiento de Nigrán participa en el curso de verano organizado por la Universidad Pública de Navarra en Alsasua (País Vasco) “Hacia la economía circular” mediante la presencia en él de su edil de Medio Ambiente, Diego García Moreira, único representante del Val Miñor.

Estas jornadas comenzaron el martes y concluyen hoy, y están dirigidas a agentes responsables, políticos y técnicos de administraciones locales y regionales, principalmente dentro del ámbito del medio ambiente. El objetivo es aprender más sobre la gestión de residuos y materia orgánica tomando como ejemplo iniciativas desenrolladas en Italia, Cataluña o Navarra y con ello, valorar la posibilidad de implantarlas en Nigrán, con el fin de mejorar la calidad de vida de los vecinos y avanzar hacia una economía verde y sostenible.

La Diputación de Pontevedra subvenciona la participación en estas jornadas de los responsables de los diferentes municipios de la provincia, así, en la expedición viajan un total de 45 personas -cuatro alcaldes, dos tenientes de alcalde, 17 concejales y técnicos- algo que muestra el interés creado a partir de esta convocatoria. Además, aprovechando el viaje, se realizan también visitas guiadas a varias instalaciones de compostaje comunal y dos plantas de compostaje (Lapatx y Epele).

“Está siendo muy interesante, siempre merece la pena conocer otras formas de tratamiento de residuos, tanto mediante compostaje como mediante otros métodos que se podrían aplicar en el Ayuntamiento”, señala el edil, comprometido con “estar al día de todas las novedades al respecto”, en este sentido, destaca que Navarra es pionera en el uso del compostaje.

Se trata de un encuentro formativo, organizado por la Universidad del País Vasco (UPNA) y Mank Sakana y cofinanciado por la Comisión Europea, entre otros. En concreto sus objetivos son: conocer distintas realidades sobre la gestión de residuos sólidos urbanos; explorar las oportunidades medioambientales y socioeconómicas en torno a la gestión de residuos y, por último, valorar la necesidad de una formación específica de gestión de residuos.