Nigrán ratifica el documento propuesto y busca financiamiento para la nueva biblioteca municipal

El gobierno de Nigrán sigue adelante con su propuesta para construir una nueva biblioteca en el centro del municipio tras estar expuesto el anteproyecto al público durante un mes en la web municipal y no recibir sugerencia alguna de cambio por parte del vecindario, entidades, partidos políticos, etc (plazo que había acordado la corporación en el pleno de 27 de abril).

“Pasado el periodo de exposición sin recibir aportaciones estamos muy satisfechos de que se había aceptado nuestra propuesta al 100%. Entendemos que cumple las expectativas de los ciudadanos y de la corporación y entramos en una nueva fase puramente económica para que las obras comiencen en este mismo mandato. Este es un paso más”, resume el alcalde, Juan González, quien en su busca de financiación ya mantuvo un encuentro con el diputado provincial de Cooperación David Regades en el propio espacio en que se va a construir. Así, el anteproyecto, que corrió a cargo del estudio de arquitectura nigranés Aintegra, prevé un presupuesto de ejecución de 1.226.000 euros para los que el gobierno ya busca financiación. “Recurriremos a fondos propios y pediremos apoyo a la Xunta de Galicia y Diputación de Pontevedra.”, dice González.

La nueva biblioteca está prevista en una parcela municipal (FR-5) de 443 metros cuadrados y de forma trapezoidal en el centro del municipio (la orilla de A Estrada por la Vía, a la altura del número 118, frente a la Rúa do Panasco). Tras meses de estudio y valoración de propuestas, entre las que se encontraba la ampliación de la existente, rehabilitación de las antiguas escuelas de Cotros o nueva construcción en este lugar, el gobierno y el personal técnico del Ayuntamiento acordaron que esta es la mejor opción de todas al permitir partir de un nuevo edificio adaptado a todas las necesidades y encontrarse en un lugar céntrico y fácilmente accesible para el vecindario, tanto en transporte público como privado.

“La actual biblioteca del Ceán está bien pero es cierto que se queda pequeña para atender a todas las necesidades de los usuarios ya que carece, por ejemplo, de sala de estudio o espacios polivalentes”, destaca el alcalde, Juan González, quien incide que la noticia servirá también “como foco que permita llevar adelante actividades culturales y de dinamización de la lectura” al tiempo que la propia urbanización de la parcela pondrá en valor ese lugar, creando una plaza pública que funcione como punto de encuentro del vecindario, como ya se hizo en Priegue o A Ramallosa.

El anteproyecto parte de la premisa básica de que sea un centro flexible adaptado al concepto de “planta libre” para que acepte los cambios que origina la dinámica de los servicios a lo largo del tiempo y permita diferentes usos, además, será lo suficientemente atractivo para constituir un lugar de interés público o referente en el contexto urbán, tanto interiormente como en el espacio público que lo rodea (por eso, con el objetivo de obtener una plaza, se reducirá el aprovechamiento urbanístico permitido en un 30%). A partir de aquí y de la propia trama urbana que lo rodea, se plantean para su construcción dos piezas de 14×14 y 12×12 metros de planta respectivamente que se elevarán hasta cuatro plantas en el volumen más al norte y quedando a una altura inferior a segunda pieza. El edificio dispondrá de sala adultos, de estudio, sala infantil, hemeroteca taller y sala de internet con una capacidad aproximada de 150 usuarios (actualmente la sala de lectura es de 28 puestos y la infantil de 12). Además, el sótano podrá emplearse como uso de garaje y para las propias instalaciones. “Hay que tener en cuenta que la del Ceán tiene 120 metros cuadrados, el espacio ahora se multiplica dando cabida a más usos y permitiendo una sala de estudio. Además, permitirá integrar perfectamente el edificio en el entorno urbano en el que se encuentra, generando un nuevo espacio exterior de descanso, ocio y, por supuesto, de lectura”, incide González.

Paralelamente, Aintegra propone un edificio que cumpla criterios de sostenibilidad ambiental, empleando en su construcción los materiales necesarios que reduzcan el atribuirte energético y con un óptimo aprovechamiento de la luz natural.

Actualmente, la Biblioteca Municipal de Nigrán tiene cerca de 4.000 socios y recibe más de 8.000 visitantes cada año. Para hacerse socio tan sólo es necesario llenar una ficha de inscripción en la propia instalación o bien vía telemática, es gratuita y no es necesario estar empadronado en Nigrán para poder disfrutar de sus servicios. Cuenta con 43.800 volúmenes consultables por Internet en el catálogo informatizado en línea.