La entrega incluyó la compra realizada por el Ayuntamiento en el comercio local de huevos, manzanas, reponerlos y patatas y, entre los productos perecederos, parte del recaudado por el GES Val Miñor y el CEIP Humberto Juanes.

El Concello de Nigrán, a través de Servicios Sociales, inició este jueves un nuevo reparto de alimentos entre 43 familias en situación de vulnerabilidad del municipio. En esta ocasión, la aportación constó de alimentos frescos adquiridos en el pequeño comercio local y de no perecederos procedentes de sendas recaudaciones realizadas recientemente por el GES Val Miñor y CEIP Humberto Juanes entre su alumnado.

De este modo, el concello adquirió 60 docenas de huevos a El Rancho S.L. y 50 kg de manzanas, 84 kg de repollos y 250 kg de patatas a Frutas Vilar. Además, en la entrega se incluyó una pequeña parte de la más de media tonelada de alimentos no perecederos recaudados desde el CEIP Humberto Juanes en una carrera solidaria la semana pasada y de los 320 kg recaudados por el GES Val Miñor.

A raíz de la crisis sanitaria de la Covid-19, el Concello dio un giro al Banco de Alimentos Municipal ofreciendo mensualmente compras completas y no sólo productos no perecederos. “Multiplicamos as adquisicións e, afortunadamente, multiplicouse tamén a solidariedade ante a situación de necesidade de moitas familias que quedaron sen emprego ou sen poder continuar o seu negocio”, explica Juan González, alcalde de Nigrán.