ALFREDO

Unos veinte niños de Gondomar, de entre 3 y 12 años, acompañados por sus respectivos padres, plantaron el pasado sábado cien árboles autóctonos en el merendero del Monte Galiñeiro de Vincios.

Se trató de una actividad organizada por la ludoteca Colorincho de la Villa Condal. “Plantamos cien árboles autóctonos entre “carballos”, “castiñeiros” y alcornoques”, señaló el creador de la iniciativa y profesor de la ludoteca, Joaquín Pintos.

El objetivo de la actividad era la de concienciar a los niños del cuidado y conservación del monte y al mismo tiempo, la de realizar un día de convivencia entre padres e hijos en medio de la naturaleza.

Tras la actividad, la ludoteca realizará un mural con fotografías donde los niños se sientan protagonistas del acto.

ALFREDO