Noches de botellón,
CEDIDA // Operarios limpiando a fondo el pasado miércoles en A Ramallosa.

Botellas vacías, bolsas de plástico, papeles, vasos e incluso cristales… Esa era la estampa que presentaba cada mañana de domingo el parque de A Ramallosa y sus alrededores, en el municipio de Nigrán. 

Quizás el tiempo no acompañó en el primer fin de semana tras el cierre estival de la discoteca de A Ramallosa. Más de un centenar de jóvenes se reunían cada sábado por la noche en el parque de A Ramallosa y sus alrededores, para hacer el botellón, antes de entrar en la citada discoteca. Ayer se vivió una jornada tranquila e increíblemente, A Ramallosa amaneció sin “resaca de basura”.

El Concello de Nigrán aprovechó la ocasión e inició el pasado miércoles un plan especial de limpieza a fondo y reparación de aceras en el núcleo urbano de A Ramallosa.

“La zona necesitaba un repaso profundo y se ha esperado al mejor momento, que es cuando la discoteca va a permanecer cerrada durante meses y, por lo tanto, dejará de congregar a cientos de personas que, lógicamente, generan bastante más suciedad’, explicó el alcalde de Nigrán, Juan González.

Operarios de la empresa concesionaria de este servicio trabajaron el pasado miércoles en la zona con maquinaria especial de alta presión. Asimismo, una brigada municipal compuesta por personal contratado a través de la Diputación y dedicada exclusivamente a la reparación de aceras en todo el municipio se encargó de la reposición de las losetas en mal estado. Este plan de limpieza se produjo justo el día después de que la conocida sala de fiestas cerró sus puertas hasta septiembre.