Ayer dieron comienzo las obras de saneamiento y acondicionamiento de la fuente de San Sebastián, que permanece sin suministro tras detectarse contaminación en su agua.

Los valores paramétricos que aparecían alterados en las analíticas se correspondían con posibles filtraciones de fecales (bacterias coliformes y microorganismos aerobios 22º), por lo que fue preciso proyectar la canalización del caudal en el tramo hasta el grifo para impedir filtraciones contaminantes y garantizar su potabilidad.

Así, se colocará una tubería de PVC de 75 x 10 atm. desde la entrada a la mina hasta el naciente y una tubería de ventilación para poder realizar los actuales y posteriores trabajos en la mina. Además, se acometerá la construcción de una arqueta a la entrada de la mina (junto al parque infantil) para la conexión del agua no potable con la red de pluviales.

Esta fonte ten un gran valor, non só patrimonial senón tamén funcional, xa que son moitos os veciños e veciñas da vila que consumen esta auga cada día, polo que supón un gran perxuizo que non esté en funcionamento”, explicó el alcalde, Alejandro Lorenzo, y matizó que, “por iso estamos a facer o necesario para que o subministro se poida manter con todas as garantías sanitarias”.

En el mismo sentido se explicó el concejal de Vías y Obras, Ramón Porto, “o importante é asegurar que a auga mantén a súa calidade e é apta para o consumo”.