El Concello do Porriño ha contratado por emergencia el refuerzo del mantenimiento del alumbrado municipal ante los daños causados por las recientes tormentas.

La situación climatológica de los últimos meses ha ocasionado muchos daños. Son cientos las intervenciones del personal del Concello y muchas más las incidencias atendidas por los servicios municipales, debido a los fuertes vientos, precipitaciones que generaron la caída de lámparas, quema de cuadros eléctricos, caída del tendido en lugares con agua embalsada que generan peligro de descarga a los viandante, en suma, inseguridad ciudadana también por falta de iluminación en los viales públicos. «Si a isto lle sumamos a falta de mantemento que a instalación sufríu ao longo dos anos, fai que o persoal propio do Concello non sexa suficiente para repáralo e mantelo en condicións».

Por eso, el Concello do Porriño acordó contratar por el procedimiento de emergencia el mantenimiento del alumbrado municipal. Con un presupuesto de 27.000 euros se reforzará el trabajo del personal municipal de resolución de averías y también se auditará el estado actual de la instalación.

“A situación na que se atopa o alumbrado público require de medidas urxentes, xa que co persoal co que contamos no é suficiente e son moitas as incidencias”, explicó el alcalde, Alejandro Lorenzo, “Moitos veciños e veciñas están a verse perxudicados por isto e hai que darlles solución, xa que se trata dun servizo público ao que teñen dereito”.