El Concello de O Rosal comenzará la próxima semana a modificar la ubicación de algún punto concreto de recogida de la basura para reducir los posibles focos de infección y facilitar la desinfección de los contenedores, minimizando los riesgos, no solamente para el vecindario, sino también para el personal de recogida de la basura.

Se recuerda a todos los vecinos que durante esta crisis sanitaria deben extremarse las medidas de precaución para evitar contagios. Por este motivo, durante el estado de alarma se debe hacer un especial esfuerzo por reciclar y separar todas las fracciones posibles, echando envases al colector amarillo, papel y cartón al azul, vidrio al iglú verde, orgánica al compostero, ropa a los colectores destinados para ella y aceite de cocina en los contenedores de aceite. También debe minimizarse la fracción resto a echar en el colector verde.

Además, no se puede tirar voluminosos y otros objetos destinados al punto limpio, ya que se está saturando la capacidad de recogida del Concello. En caso de tener elementos voluminosos deben guardarse en la casa hasta que la situación vuelva a la normalidad y puedan ser gestionados.

Es importante pensar en el riesgo que corren los trabajadores municipales que están realizando una labor esencial para mantener el servicio de recogida. El uso inadecuado de este servicio expone a un riesgo innecesario a todo el vecindario.