ALFREDO

Pasados unos meses de la entrada en funcionamiento de la nueva concesión del transporte público dependiente de la administración autonómica, el Concello de O Rosal trasladó a la Xunta de Galicia algunas de las incidencias y problemas que sufre el vecindario. “O noso obxectivo é conseguir mellorar este servizo tendo en conta ás necesidades reais dos rosaleiros”, destaca la alcaldesa de la localidad, Ánxela Fernández Callís, quien destacó la buena disposición de la empresa concesionaria para solucionar cualquier problemática en una reunión mantenida con responsables municipales.

El Concello presentó a la Xunta un informe en el que recoge las principales problemáticas que hay en estos momentos en O Rosal, así como posibles soluciones, centrándose especialmente en el transporte del alumnado que estudia en el IES A Sangriña de A Guarda y que se desplaza hasta allí en autobús y en las conexiones de los distintos barrios con el núcleo urbano de O Calvario y A Guarda.

Aunque se crearon dos líneas que dan servicio al alumnado que estudia en el IES A Sangriña de la mayor parte del municipio, estas rutas no llegan hasta las parroquias de San Xoán de Tabagón y As Eiras. Desde el Concello se proponen, o bien adaptar al horario de entrada y salida del instituto algunas de las líneas que cubre la ruta entre Vigo y A Guarda y que pasan por estos barrios, o bien ampliar el recorrido de una de las rutas existentes para cubrir todas las parroquias de la localidad.

El Concello también pone de relieve otros problemas a lo que se enfrenta el alumnado de este centro: debido a la pandemia los grupos de bachillerato tienen clase en horario de tarde, por lo que se pide que “mentres se manteña a situación sanitaria actual poderían cambiarse o horario destas liñas adaptado á hora de entrada e saída que teñen actualmente”.

Otro de los problemas que preocupa al Gobierno municipal es la comunicación entre O Rosal y A Guarda, ya que, aunque existen dos rutas circulares que unen estos dos municipios, estas líneas hacen un recorrido circular por lo que hay autobús de ida, pero no de vuelta.

Por este motivo, el Concello solicita que la línea circular A Guarda – Pancenteo – O Rosal – Pías – A Guarda, que recorre el interior de O Rosal y conecta con O Calvario y con A Guarda, tenga una frecuencia mínima de dos días proponiendo martes y sábado con salidas las 09.00 y 12.00 horas, para que haya autobús de ida y vuelta.

La línea A Guarda – Pancenteo – O Rosal – O Morán – San Miguel – Tabagón – As Eiras – Pías – A Guarda, que conecta la zona de la ribera en el circuito circular de O Rosal con A Guarda se proponen también una frecuencia de dos días a la semana, miércoles y sábados, con salidas a las 9:00 y a las 12.00 horas. Se proponen el sábado por ser el día de mercado en A Guarda.

Otras incidencias

Desde el Concello también se dio traslado a la Xunta de otras incidencias puestas en conocimiento por parte del vecindario rosaleiro y que les está causando distintos perjuicios. Uno de ellos es el precio de los billetes, que se bien bajan en las largas distancias se incrementan en los desplazamientos cortos, como puede ser el de O Rosal-Tomiño. “Queremos saber cando se van implementar a Tarxeta Galega de Transporte e a Tarxeta Xente Nova para os estudantes e como terán que facer os rosaleiros para acceder a este servizo, como se asegurou na reunión mantida o pasado mes de decembro entre a Xunta e os concellos da Mancomunidade do Baixo Miño”, recuerda la regidora.

En el escrito presentado también se destaca que la Xunta suprimió determinados transportes a partir de las 18.00 horas “entendemos que de xeito temporal”. No obstante, esta decisión está generando importantes problemas al alumnado que cogía habitualmente el autobús el domingo a las 19.00 horas para incorporarse al Centro Residencial Docente del Meixoeiro, que cierra durante el fin de semana y a lo que los chicos se reincorporan el domingo a partir de las 20.00 horas.

Por otra parte, desde el Concello piden un teléfono de contacto a lo que los usuarios puedan llamar directamente para resolver cualquier duda con respeto al servicio, así como una relación de los horarios y paradas de las distintas líneas y rutas.

“Agardamos que se tomen en consideración por parte da Xunta todas estas cuestións trasladadas polo Concello do Rosal”, finaliza la regidora.