La alcaldesa de O Rosal, Ánxela Fernández Callís, mantuvo una reunión telemática con el Conselleiro de Sanidade de la Xunta de Galicia, Julio García Comesaña, para abordar las necesidades de Atención Primaria del municipio. Un encuentro que transcurrió en un ambiente de cordialidad y que responde a la petición reiterada hecha desde el Concello y la Plataforma para a Defensa da Sanidade Pública de O Rosal, constituida por corporación municipal, asociaciones y personal sanitario, para frenar el deterioro progresivo de la atención sanitaria, agravado “pola actual situación epidemiolóxica, porque a pandemia da COVID 19 evidenciou claramente a necesidade de tomar medidas para mellorar a sanidade pública”.

Durante el encuentro, la alcaldesa ahondó en la necesidad de acomodar los rateos del personal sanitario por Tarjetas Sanitarias individuales a los recomendados por la Organización Mundial de la Salud, ya que en la actualidad en O Rosal “persoal médico e de enfermería teñen ao seu cargo un número de pacientes que excede tanto as recomendacións como os máximo admisibles”. Una situación que se ve agravada ante la decisión del Sergas de no sustituir al personal que se encuentra de baja o de vacaciones.

Para Concello y Plataforma, este incremento en el personal sanitario deberá ir acompañado de mejoras en infraestructuras y espacio “para dar resposta ás necesidades básicas sanitarias, algunhas tan esenciais como ter lugares de traballo tan pequenos que non dispoñen de lavabo no que lavar mans ou obxectos, algo imprescindible na actual situación epidemiolóxica”.

También se reclama una mejora en los equipamientos, que en estos ratos “a falta de espazo e sobre todo de persoal fan inviables” y la climatización del centro de salud, “cunha luminosidade marabillosa, pero cun deseño en invernadoiro que fai que no verán se rexistren ata os 33,5 graos na sala de espera e na zona de admisión e que se rocen os 30 nas consultas”.

Por su parte, el Conselleiro de Sanidade trasladó a la alcaldesa la puesta en marcha de un Plan Galego de Infraestruturas de Atención Primaria a través del que se tomarán medidas para paliar algunos de los problemas a los que se enfrenta O Rosal, como la mejora de la climatización del centro de salud, y la idea inicial de reforzar el personal sanitario del municipio con la creación de una plaza más a finales de año.

La alcaldesa también trasladó al Conselleiro su preocupación por la situación del PAC de Urgencias de A Guarda, que en algunos momentos cuenta con tan sólo un médico para atenderlo, y por las medidas transitorias tomadas por la situación de pandemia, como son el cierre del centro de salud de San Miguel de Tabagón con el argumento de evitar contagios por acumulación de público y el traslado de pediatría a A Guarda.

El Concello está a disposición de la Consellería de Sanidade para trabajar de forma institucional en todo lo necesario para mejorar la situación sanitaria en la villa.