Esta semana finalizan las obras para solventar las continuas inundaciones en el barrio de A Mámoa, Priegue.

Operarios del Concello sustituyeron 50 metros de canalización de la zanga que discurre por la calle A Mámoa por una nueva con tubo de 600 milímetros de diámetro, el triple de capacidad que el anterior.

Según el Concello, esta nueva canalización pondrá fin a los desbordamientos que se producían en el tramo final cuando el caudal aumentaba y provoca inundaciones en una vivienda y en fincas colindantes.