Una reunión de tres horas y media sirvió para que el jurado del concurso de ideas del diseño del nuevo puente peatonal sobre el Miño entre Tomiño y Vila Nova de Cerveira eliminara ocho de las 24 propuestas.

Los diseños rechazados no consiguieron la puntuación mínima (50 puntos) en relación a aspectos como movilidad sostenible y accesible, al tratamiento del medio, patrimonio, o a la navegabilidad del río, o bien tenían una ejecución no viable.

El diputado provincial de Cooperación Transfronteriza Uxío Benítez –impulsor de la iniciativa- subrayó que será necesaria una nueva reunión del comité de valoración para escoger los tres diseños finalistas entre los 16 restantes.

Destacó la dificultad de hacer una criba entre las propuestas, que calificó de “gran calidad y complejidad”, e indicó que ya se van marcando algunas favoritas, por lo que lo más probable será que las tres mejores y la de reserva se puedan hacer públicas en este mes.