OVALMI solicita al Concello de Gondomar más vigilancia sobre los furanchos
La reunión mantenida este lunes

La Asociación de Empresarios de O Val Miñor, OVALMI, el alcalde de Gondomar, Paco Ferreira, el jefe de la Policía Local y el comandante del puesto de la Guardia Civil de la localidad, mantuvieron este lunes una reunión para tratar la problemática de los furanchos y que estos cumplan la normativa municipal y autonómica que los regula.

Los empresarios de OVALMI se quejan de la “competencia desleal” de los furanchos en relación a los establecimientos hosteleros que se ven obligados a cumplir la normativa que los regula y hacer frente a elevados tributos, “como autónomos”, que ellos no tienen obligación de cumplir. Por todo ello, solicitan al Concello más vigilancia sobre estos establecimientos.

“Los empresarios están preocupados porque estos establecimientos no cumplen con la normativa vigente. Venden vino etiquetado, cuando el que pueden vender es el excedente de sus propias cosechas. Hacen fiestas organizadas o comuniones, ponen música o tienen televisión en los locales, por lo que vamos a intensificar la vigilancia sobre los furanchos para que no realicen este tipo de actividades y se adapten a la normativa municipal y autonómica”, señala el alcalde de Gondomar, Paco Ferreira.

En estos momentos en Gondomar hay cuatro furanchos abiertos y otros cuatro que están pendientes de licencia. Estos establecimientos públicos pueden abrir 90 días dentro del periodo del 1 diciembre hasta el 30 de junio, y en el mes de julio, si tienen justificación.

El horario de apertura previsto en la normativa del Concello de Gondomar es de 19:00 a 24:00 horas, ampliando sábados, domingos, festivos y vísperas de festivos de 12:00 a 15:00 horas. Este horario podrá ser ampliado media hora más las noches de jueves a viernes, de viernes a sábado, de sábado a domingo, las noches anteriores a los festivos e la noche del día festivo. No se pueden publicitar en las redes sociales.