ALFREDO // Emilia Muñoz, una de las afestadas

Los vecinos de Paramos regresaron este sábado a la zona cero de la explosión que hace año y medio les dejó sin casa. Desde la Asociación Afectados de Paramos-Guillarei recordaron en un manifiesto que todavía hay seis familias que volverán a pasar la Navidad lejos de su hogar, cuatro están de alquiler y dos con familiares. «Instamos a los diversos organismos gubernamentales a estudiar una nueva línea de subvenciones, ya que dentro de seis meses finalizan las ayudas», indicó Salvador García, presidente de la asociación.

Siete de las 17 familias que aquel fatídico 23 de mayo de 2018 lo perdieron todo, han reconstruido su casa, cuatro rehicieron su vida lejos de la tragedia y seis todavía no han vuelto al calor de su hogar de toda la vida.

Una de esas familias es la de Emilia Muñoz. Visiblemente enfadada y, más aún, decepcionada con las administraciones, ve como se le cierran las puertas allí a donde van, “tanto en las instituciones como en el Concello. Producimos irritabilidad. Pasamos de ser afectados a apestados”, expresa la antigua lugareña del barrio de A Torre y matiza con dureza que “nosotros somos víctimas, pero nos hacen sentir culpables de estar viviendo aquí”.

El presidente de la asociación hizo hincapié en que “aquí seguiremos hasta que el último vecino vuelva a su casa de nuevo”.

“Pasamos de ser afectados a apestados”

Vídeo. Desgarrador testimonio de Emilia Muñoz, una de las afectadas por la explosión de Paramos que todavía no tiene casa.

Publicada por telemariñas en Sábado, 23 de noviembre de 2019